Qué ver y hacer en Kuching: Mount Santubong y Bako, Malasia (Borneo)

Kuching es una pequeña y tranquila ciudad localizada en Sarawak, Borneo.
Para entrar te vuelven a sellar el pasaporte, pero no necesitas ninguna documentación adicional.

La ciudad en sí no tiene muchas atracciones turísticas, pero era nuestra primera parada en Borneo, y queríamos visitar el parque de Bako y el Mount Santuboung en dos días y uno último para recorrer la ciudad.

A mí parecer hay poco que ver, a resaltar el Tua Pek Kong Temple, la mezquita Masjid Lama Bandaraya, el museo de gatos y poco más. También puedes pasear por la zona de Waterfront.

PARQUE NACIONAL BAKO DESDE KUCHING

Aquí es donde empezamos a darnos cuenta de que Borneo iba a ser muy pero que muy caro en comparación a la Malasia peninsular. Aun así recomiendo ir a Bako.

Para llegar puedes coger un autobús desde Khoo Hun Yeang (ver ubicación) por 3,5 ringgit por cabeza. Salen cada hora. Recomiendo hacer noche allí si quieres tener tiempo para recorrerlo todo. El alojamiento es muy barato dentro del Parque pero se agota rápido. Reserva con antelación porque una vez allí no creo que tengan hueco.

Parque Nacional Bako
Llegando a Bako

Una vez en el parque, pagas la entrada y también el traslado obligatorio desde ahí en barco hasta el parque. A penas son 15 minutos pero es la única forma de llegar, como es de esperar, abusan en el precio…

De camino a Bako
De camino al parque en bote
Trekking en Bako
Trekking en Bako

Cuando llegas, rellenas el formulario y las actividades que vienes a realizar y tu pasaporte por cuestiones de seguridad.

Si tienes reserva lo comunicas y sino con el mapa que te facilitan ya puedes empezar a caminar por los senderos.

Están muy bien señalizados y es muy difícil perderse. Hay gran variedad de monos, en especial los narigudos, y otros animales fáciles de ver así como muchos insectos de ecosistemas diferentes dentro de un mismo parque. Imprescindible llevar antimosquitos.

Si tienes previsto ir sólo un día, procura salir muy temprano, pues a veces el último bote de vuelta es antes de lo previsto según el tiempo que haga.

Trekkings de Bako

Monos de Bako
Monos en Bako

MOUNT SANTUBONG


Uno de los trekkings más bonitos que hemos hecho.
A nosotros nos encanta caminar por la montaña durante horas rodeados de naturaleza. A penas había gente cuando fuimos. En medio del recorrido hay un par de cascadas que valen bastante la pena. De nuevo estábamos solo nosotros bañándonos con algunos locales que pasaban allí el día. El agua era muy cristalina y fresca.

Trekking en Mount Santubong

Recomiendo pegarse el baño una vez has llegado al primer viewpoint y ya vienes de bajada.

Si quieres llegar hasta la cima son muchas horas entre subir y bajar y la dificultad es bastante alta, al menos para mí. Si a diferencia mía te ves con fuerzas para subir hasta la cima debes empezar temprano por la mañana. Seguro que las vistas son increíbles.

Nosotros nos dejamos el tramo final que era muy empinado todo el rato y aún así estuvimos unas 5 horas allí. Muy recomendable.

Cascada Mount Santubong

Además, lo mejor del Mount Santubong es que es completamente gratis.

Para llegar la antigua línea de autobús ya no circula, y puedes coger una minivan en Khoo Hun Yeang a compartir con gente local que también hace esa ruta. Nosotros pagamos 10 ringgits por cabeza para ir, pero varía en función de la gente que vaya. Tuvimos suerte e iba llena.

Ahora bien, para volver fue una auténtica odisea. Primero el conductor que nos llevó nos dijo que habláramos con el resort para volver, que ellos también hacían la ruta de vuelta en minivan hasta Kuching.

Después del agotador día, vimos que no había resort en el parque sino que era uno que estaba a unos 10 minutos andando. Si preguntáis en la recepción del Mount Santubong os indicaran donde está. Nos fuimos para allí sobre las 16:00h ya que la última minivan para volver nos habían dicho que salía a las 17:00h.

Cuando llegamos allí, casi nadie hablaba demasiado inglés, y veíamos que las dos minivans disponibles ya iban llenas. Nos quedamos sin forma de volver. Vale la pena ir a reservar por la mañana un hueco en una minivan para volver a Kuching esa tarde, antes de empezar el trekking, y  ya tener reservada la plaza para cuando acabes el trekking.

Pues nada, agotados nos ponemos a hacer autostop andando por la carretera que nos llevaba de vuelta a Kuching. Aunque a ese paso no hubiéramos llegado ni al día siguiente. Por suerte, unos buenos samaritanos nos recogieron y con 8 dentro del coche nos ponemos rumbo a “casa”, eso sí se ganaron unas cervezas gratis antes de llegar, ¿qué menos, no?

Qué ver y hacer en Kuching: Mount Santubong y Bako, Malasia (Borneo)
¿Te ha parecido útil este artículo?

Si te gusta, por favor, ¡compártelo!

Deja un comentario